lunes, 9 de febrero de 2009

determinaciones.

La determinacion de caminar , de salir de depto y ver las hojas de los árboles intactas, casi algunas que se mueven, es verano, aun no se han caido...que lindas verlas caer...
La determinacion de pensar en un instante del rumbo que tomaré, si a Liniers o a Morón, hay demasiada diferencia, hay demasiada en cada sector de la vida, no tengo amigos en ninguna parte de esas dos localidades, al menos, podria bajarme en Liniers y de alli entonces tomar un bondi a once, porque en once, sí tengo amigos, sí puedo apreciar el bullicio de Bolivia, Liniers-me recuerda a bolivia, hay bares llenos, y mujeres con dientes de oro, parecen todas iguales, como los chinos, pero, son bolivianas.
La determinacion de saber si iré o no, de quedarme en mi localidad (moreno), me estanca esa idea, pero al llegar,¿me estancaria la idea del centro?..posiblemente no, posiblemente me recuerde viejos momentos de mi vida, el teatro, la calle corriente llena, ahora, no es lo mismo, tenés que mirar, de un lado a otro, a ver si un punga te roba, la determinación de pedir un cuchillo de protección, la determinación de tomar un bondi, para llegar con presición y prevenirse.La determinación de llegar siempre está, aunque cambie el rumbo de una vez, logrado el objetivo planeado.
Determinas la vida, el rumbo, el destino, como empacar para viajar, para quedarse o dormir.Lo mismo da, lo mismo alcanza, siempre y cuando determines "algo".
A veces deseas algo en la horas que te levantas, y tienes planificado todo, pero, nunca se dan las cosas, casi siempre se intercambian las personas, los rostros no son los mismos, las voces, te sorprendes en el camino. Y por ultimo, el sofá, la psicologa, que te dice: -disculpe hoy no atiendo-, y tu preguntas, dentro de algo que no tenias determinado preguntar:- ¿se debe a mi problema?-, ella te mira entristecida:- falleció mi marido-.
Le das un abrazo, determinadamente . Y te vas.
Vaya saber, si a tu casa, o a la plaza.

1 comentario:

Monik. dijo...

Liniers me da miedo, mucho miedo.
De día y de noche.
En coche y a pie.