lunes, 9 de febrero de 2009

señalador.

El señalador esta hecho para indicar, pero, como hallar donde hemos dejado de leer un texto?, a veces si la letra es pequeña te volves loco, esquizo, y boludo.
A veces el señalador no señala, no conduce la vista , para los miopes, no alcanza. Y para los estudiosos que estudian miles de libros, no les alcanza. La originalidad del señalador es el nombre, "SEÑALADOR", como un elegante producto de cosmetico, suena como algo "SEÑORAL", puro placer escuchar el término, pero, poca utilidad, poca función,salva, solo un ratito, es momentanea la utilizacion, lo dejas a un costado, y cuando debes atender el fono, colocas el señalador maldito en cualquier parte del libro...lo abris, y zap!...¿donde estaba leyendo?, el señalador queridos amigos sufre de algo: "Alzeimer".

1 comentario:

Monik. dijo...

Será cuestión de volver a leer las hojas marcadas.