sábado, 28 de febrero de 2009

maldito celular!.

El celular no es parte de tí...pero veces lo logra. Cuantas veces usas ese aparatito sin querer, y lo dejas un rato en soledad y al regreso de tu rutina, entonces te enteras de todooo lo que deseastes saber, al menos deseaste otras noticias pero no son las que verdaderamente estabas ansiando.
El celular, es el segundo latido de tu corazón, los demás también lo escuchan, y a veces, se preguntan:¿es el tuyo o el mío el que suena?.
Ya no hay corazón que remedie una conversación.

2 comentarios:

Danilo Gatti dijo...

realmente genial texto julio
publicitalo
publicalo
publistar
disculpa maestro ¿es tu corazon o el mio el que suena?

Juan de Dios Dávila dijo...

Hola, Julio¡

Disculpa que se haya ido la semana pasada sin que haya visitado tu blog.
Es muy interesante, y no hace honor a su nombre: no hablas por hablar, sino que dices cosas trascendentes o cotidianas en las que, al menos yo, no reparo.

Mira, tengo muy buenos amigos argentinos que son mis seguidores: Stanley Kowalski, Chico Piola y el blog sadomasoquista de Ivankop.
Puedes ver sus links en mi blog.
Si omito a alguien más de tu patria, es porque ahora tengo que hacer otras cosas aquí en tu casa.

Voy a agregar tu espacio al blogroll.

Iré leyendo tus comentarios anteriores para enterarme de tu prosa.

Recibe saludos cordiales.